Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Le perdonan la pena de muerte, pero no se entera y se suicida en prisión

Estaba preso en una cárcel de máxima seguridad en California

Un recluso en Estados Unidos se ahorcó en su celda menos de una semana después de que su sentencia a muerte fuera conmutada por cadena perpetua.
 
El hecho ocurrió en la cárcel de alta seguridad de San Quintín, en el estado de California.
Un portavoz de la institución penitenciaria informó que George Smithey, de 70 años, ató las sábanas de su cama a los barrotes de la celda para colgarse. Smithey fue sentenciado por el asesinato de una mujer durante un robo en 1988.

A pesar de ser condenado a muerte, un juez dictaminó que, de acuerdo a criterios establecidos después de su juicio, Smithey sufría de deficiencias de aprendizaje y no debía ser ejecutado.
La sentencia le fue conmutada a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Aire medieval

El modo de ejecución en el estado de California es por la vía de inyección letal, pero el condenado tie ne la opción de escoger la cámara de gas si así lo desea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form