lunes, 18 de junio de 2018

Romper documentos: el hábito de Donald Trump que enloquece a los archivistas de la Casa Blanca

Destruye cartas, memos, correos... en pequeños trozos y los tira al suelo o al tacho. Por ley deben ser preservados. Y llevados al Archivo Nacional.

Solomon Lartey pasó los primeros cinco meses del gobierno de Donald Trump trabajando en el Viejo Edificio Ejecutivo, frente a un escritorio lleno de papelitos.
Con 30 años de antigüedad como funcionario gubernamental de carrera, y un sueldo de 65.969 dólares al año como analista administrador de archivos, nunca en su vida había visto algo así en otro gobierno. Nunca había tenido que reconstruir con cita adhesiva los papeles del presidente.
Según un informe del sitio de noticias Politico, Lartey y sus colegas, armados con rollos de cinta Scotch, tamizaban grandes pilas de papel triturado y los volvían a unir.
Es que el presidente de Estados Unidos rompe habitualmente los documentos que ha terminado de usar. Los rompe en pequeños pedacitos, los tira al tacho o los arroja al piso, obligando a los archivistas de la Casa Blanca a reunir las piezas y pegarlas nuevamente.
"Es lo más loco que vi. Destrozaba papeles en pedazos pequeños", dijo Lartey, ahora ex empleado de la sección de registros de la Casa Blanca.
La Ley de Archivos Presidenciales exige que todo documento que toque el presidente (memos, cartas, correos electrónicos) se conserve y se envíe a los Archivos Nacionales como parte del registro histórico.
Pero el hábito de Trump de romper documentos después de haberlos usado, a veces a la mitad pero muchas otras en pequeños trozos, ha generado grandes dolores de cabeza a los archivistas durante los primeros meses de su presidencia.
Lartey dijo que a todo el departamento de administración de archivos de la Casa Blanca se le asignó la tarea de volver a armar los documentos con cinta adhesiva.
Según Politico, los empleados de la Casa Blanca recogieron los documentos rotos del Salón Oval y de la residencia del presidente y luego los entregaron a la administración de archivos para que los volviera a unir "como un rompecabezas".
"Las piezas que encuentro vuelvo a unirlas y luego se las devuelvo al supervisor", dijo Lartey.
Aseguró que los documentos en los que trabajó incluían recortes de periódicos con notas de Trump, invitaciones y cartas de electores o legisladores.
"Tuve una carta de Schumer que él rompió", dijo refiriéndose al líder de la minoría en el Senado, Charles Schumer.
Otro ex empleado de la administración de la Casa Blanca, Reginald Young, señaló que esta es la primera vez en dos décadas de servicio que se le pide que lleve a cabo una tarea de este tipo.
"Miro a mi director y le digo: '¿Hablas en serio?' Ganamos más de 60.000 dólares al año, tenemos que hacer cosas mucho más importantes que esta. Uno lo siente como la forma más baja de trabajo que puede realizar, excluyendo vaciar los tachos de basura".
Young, de 48 años, y Lartey, de 54, fueron despedidos abruptamente a principios de este año sin explicación.
La Casa Blanca no quiso comentar sobre el hábito presidencial de romper los papeles.

viernes, 15 de junio de 2018

Un cocodrilo devora a un pastor protestante durante una ceremonia de bautizo en Etiopía

Los feligreses intentaron rescatarlo sin éxito

Un pastor protestante ha muerto por el ataque de un cocodrilo mientras bautizaba a un grupo de fieles en un lago del sur de Etiopía, según han informado medios locales.
El reverendo Docho Eshete, de 45 años, perdió la vida el pasado domingo en el lago Abaya, el segundo más grande de Etiopía y conocido por su gran población del temido reptil.
El pastor practicaba el bautismo como parte de un servicio religioso al que asistían unas 80 personas.
Según la radio local Bisrat FM, Eshete había bautizado a la primera persona cuando de repente emergió del lago un cocodrilo que lo arrastró agua adentro.
Los feligreses intentaron impedir que el reptil matara al pastor, pero se vieron superados por los rápidos movimientos del animal, que devoró a la víctima en el acto.
El cocodrilo escapó ante la intervención de unos pescadores locales que lanzaron redes al lago, de unos 60 kilómetros de largo por 20 de ancho, para recuperar el cadáver del reverendo.
Según el Grupo de Especialistas en Cocodrilos (CSG, en sus siglas en inglés), más de 300 ataques de este animal a humanos se registran cada año en África Subsahariana.
Fuente: ABC (España)

jueves, 14 de junio de 2018

Presos inician huelga de hambre para ver el Mundial

Los argentinos se quejaron que el cable no funciona desde hace días; aseguran que la televisión es vital para toda persona privada de la libertad; hicieron una carta; la jueza rechazó la petición


Como bien sabes la pasión por el fútbol es algo palpable que podemos notar fácilmente en aquellos que son aficionados. Desde tu vecino que se gastó sus ahorros para ir al mundial hasta tus amigos que faltan al trabajo y a las reuniones familiares con tal de no perderse los partidos. 
De acuerdo con un estudio publicado por Fox Sportsel futbol es igual que el sexo.
Investigadores de la Universidad Vu en Ámsterdam estudiaron a 50 fanáticos durante la final de la Copa Mundial 2010 España vs Holanda. Para este partido, 90% de todos los televidentes holandeses y 86% de los españoles sintonizaron el juego.
También te recomendamos leer: Viaja al mundial en bicicleta desde Portugal 
Gracias a esto descubrieron que cuando ven un partido de futbol, el cerebro de los hombres fanáticos del deporte secreta testosterona a niveles muy altos, incluso si su equipo pierde. Estos incrementos son similares a los asociados con la estimulación sexual.
Tomando esto en cuenta, no se nos hizo raro enterarnos que nueve reos argentinos decidieron hacer huelga de hambre hasta que les arreglen el cable para poder ver los partidos del Mundial de Rusia 2018.
El hecho ocurre en una comisaría de la provincia de Chubut, en la Patagonia y aunque no lo creas, tanto es su fanatismo, que decidieron hacerlo por 'las buenas' y le escribieron una carta al juez. 
En la misiva argumentan que "la televisión es un derecho indispensablepara toda persona privada de la libertad" y aseguran que no recibirán sus raciones de comida hasta que se solucione el pedido. 
Cabe destacar que la Constitución Nacional de dicho país determina que las cárceles, además de ser sanas y limpias, deberían usarse para "seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquella exija, hará responsable al juez que la autorice". 
Sorprendentemente, a pesar de esto, la jueza penal Patricia Susana Asaro rechazó el pedido planteado por los presos. 

lunes, 11 de junio de 2018

En Japón, hasta los monjes pueden sufrir estrés laboral

El monje que fue admitido en el complejo sagrado del monte Koya desde el 2008, aseguró que empezó a sufrir depresión en el 2015.

Un monje japonés emprendió acciones judiciales contra los responsables de su antiguo templo, a los que acusa de hacerlo trabajar tan duro que cayó en una depresión.
El cuadragenario reclama 8,6 millones de yenes en daños y perjuicios(unos 65.000 euros, 76.000 dólares) a sus antiguos jefes en el complejo sagrado del monte Koya, al sur de Osaka (oeste). 
Este lugar de peregrinación budista, clasificado en el patrimonio mundial de la UNESCO, alberga más de cien templos. 
El monje, admitido en 2008, empezó a sufrir depresiones en diciembre de 2015, explicó su abogado el jueves a la AFP.
Asegura que lo obligaron a hacer tareas que sobrepasaban sus deberes espirituales y a trabajar a veces más de dos meses seguidos sin ningún día de descanso. Esos días, podía trabajar hasta 17 horas sin pausa para ocuparse de los numerosos turistas, afirmó el abogado.
Su cliente quiere mantenerse en el anonimato, explicó, para no comprometer sus posibilidades de encontrar otro trabajo en la pequeña comunidad de monjes budistas.
En 2017, un célebre templo de Kioto, Higashi Honganji, tuvo que pedir disculpas públicamente por las horas extras no pagadas y por acoso laboral, pero este tipo de casos es inhabitual en el sector religioso.
El agotamiento laboral, sin embargo, es un problema muy extendido en Japón, que puede conllevar la muerte (crisis cardíaca, accidente cerebrovascular, suicidio), un fenómeno que incluso tiene un nombre: "karoshi"

Invitaron a 200 a su boda y se escaparon sin pagar

Al terminar la fiesta, la novia dijo que su suegro, quien iba a saldar la deuda, había bebido demasiado. El insólito suceso ocurrió en Rumania.

La feliz pareja contrajo matrimonio en Rumania, el 9 de mayo último. Antes del evento, los novios abonaron por anticipado una parte de la suma (1.500 euros), presentaron sus documentos y dieron un número de teléfono móvil. El resto, se abonaría una vez consumado el matrimonio.
El evento fue furor: asistieron unas 200 personas a la celebración en la cual la novia lució en un vestido con cristales de Swarovski. Cuando el evento, que además estuvo animado por un famoso cantante local llegó a su fin, los gerentes del restaurante pidieron el pago.
Entonces la pareja señaló que el padre del novio, que debía pagar, no podía hacerlo porque había bebido demasiado, y prometió que todo sería abonado al día siguiente. Sin embargo eso no pasó y nadie pagó la factura de 8.266 euros.
Los organizadores trataron de contactar con los recién casados, pero tras no lograr hacerlo acudieron a la Policía. Los oficiales afirman que los novios viven en Viveiro hace mucho sin poseer un domicilio fijo.
Además, debido a las sospechas de que hayan huído de  Rumania, se reporta que la Policía Nacional pidió cooperación internacional para localizar a los recién casados y sus familiares.

sábado, 9 de junio de 2018

Fue a ligarse las trompas y le pidieron la firma de un hombre para autorizar la operación

Luciana Grandon consultó a su médico y se encontró con que le pedían como requisito la firma de su cónyuge, aún siendo soltera. Ahora logró que modifiquen el formulario.

A sus 40 años y con dos hijos -de 7 y 14 años- Luciana Grandón, una periodista y docente de Puerto Madryn, decidió que ya no quería tener otro hijo. Tras haber tenido serias complicaciones de salud en sus dos embarazos, que culminaron con cesáreas de urgencia, resolvió que lo mejor era someterse a una ligadura de trompas de falopio.

Se trata de una intervención quirúrgica que, al bloquear el canal que comunica el útero con el ovario, interrumpe la fecundación. Es uno de los métodos anticonceptivos irreversibles más utilizados en el mundo. Luciana fue entonces al consultorio de su ginecólogo de confianza, que la había acompañado en uno de sus embarazos, y recibió de él un formulario de la obra social, donde debía firmar para dar su consentimiento.


Sin embargo, al final de la hoja, entre el espacio para la firma del médico y la suya se podía leer claramente uno que rezaba "firma cónyuge". "El médico me había dicho 'bajá y después traémelo firmado que ya me voy' y cuando estoy bajando las escaleras lo voy leyendo y me encuentro con eso", cuenta por teléfono Luciana a Infobae. "Tenemos confianza, entonces vuelvo y le digo '¿qué es esto?' y me dijo que tenía razón, que estaba mal porque la ley no decía eso. 'Bueno, pero entonces por qué circula', le dije yo. Estaba sacada", indica.

El documento cita en su encabezado la ley 4950 de Chubut de "Autorización a la aplicación de métodos de contracepción quirúrgica voluntaria", que precisamente en ningún momento menciona la obligatoriedad del consentimiento del cónyuge o de un "varón responsable".

En tanto, la ley nacional 26.130, promulgada en 2006, que establece el "Régimen para las intervenciones de contracepción quirúrgica", dice específicamente que "no se requiere consentimiento del cónyuge o conviviente ni autorización judicial", exceptuando el caso de una persona declarada "judicialmente incapaz".

"Lo primero que pensé es que yo estoy informada, pero ¿a cuántas mujeres les han cortado el derecho por pedirles esa firma?", dice Luciana. Ante esa situación, el médico le aconsejó que entregara el formulario sólo con su firma y la de ella.

"Cuando vuelvo solamente con mi firma, la del médico y el espacio vacío el chico que me atendió me dice 'esto está incompleto'", cuenta. "Ahí me re enojé. Le expliqué y él me decía 'yo te entiendo pero si esto lo mando a Trelew lo van a rebotar sin la firma del cónyuge".

Entonces, las compañeras de Luciana, que forma parte de un colectivo feminista en Madryn, se sumaron a su reclamo e hicieron una suerte de escrache a través de redes sociales a la clínica. Sin embargo, como dice ella, "Madryn es chico" y la directora de la clínica era la madre de una gran amiga suya, que se molestó al ver la repercusión de la denuncia. "No quería perjudicar a nadie, solamente quería dejar en claro un derecho".

Mientras tanto, le escribió a la obra social para pedir que lo cambien. En su carta explicaba con detalles lo que había pasado e indicaba que ni la ley provincial ni la nacional pedían el consentimiento de un cónyuge para ese tratamiento. "Sugerí que revisaran lo que estaban haciendo circular", dice Luciana. Además, su estado civil es Soltera, entonces, se pregunta: "¿Qué pasa si una mujer no tiene un hombre que la respalde?".

La primera consulta con el médico fue en junio del año pasado; el trámite, la carta y el escrache virtual fueron en octubre, y en diciembre logró lo que buscaba y el formulario fue modificado. Luciana insiste además, en que cualquier mujer que tome esa decisión debería saber cuáles son sus derechos como paciente y cómo es la operación a la que se va a someter, que es irreversible. "Me encontré googleando cómo era la intervención porque no me la habían explicado bien", cuenta. "No puede ser".

"El nuevo consentimiento que me dieron después no sólo estaba modificado, sino que estaba tipeado a cero", celebra Luciana, que a fines del año pasado se operó sin problemas. "Además de sacar el requerimiento de la firma de un hombre también incluyeron el párrafo de las normativas vigentes, la ley provincial y la nacional, para la que no sepa cuál es su derecho lo pueda leer. Me pareció muy bueno".

viernes, 8 de junio de 2018

Un cirujano grabó sus iniciales en los hígados de sus pacientes

Se trata de Simon Bramhall, de 53 años, quien fue condenado a un año de trabajos sociales y una multa de 10.000 libras (11.200 euros, 13.600 dólares) tras haberse declarado culpable.

Este viernes un cirujano británico fue condenado a realizar trabajos sociales por grabar sus iniciales en los hígados de dos pacientes durante unos trasplantes.

   Un tribunal de Birmingham (centro de Inglaterra) condenó a Simon Bramhall, de 53 años, a un año de trabajos sociales y una multa de 10.000 libras (11.200 euros, 13.600 dólares) tras haberse declarado culpable de dos cargos de agresiones, aunque rechazó otros dos por haber causado daños físicos a sus víctimas.   "Las dos (operaciones) fueron largas y difíciles. Admito que en esas dos ocasiones estaba usted cansado y nervioso y que eso pudo afectar a su juicio", le dijo el juez al acusado en la lectura de la sentencia. 

Sin embargo, añadió, "lo que hizo usted fue un abuso de poder y una traición a la confianza que sus pacientes depositaron en usted".   El caso de este médico que estampó "SB" en los órganos no tiene precedente legal, dijo la fiscalía. Bramhall grabó las iniciales con un láser de gas argón coagulador, que se usa en las operaciones para evitar hemorragias, y lo hizo en presencia de sus colegas. Una de sus víctimas tuvo que volver a ser operada tiempo después y los cirujanos encontraron las iniciales, explicó la prensa británica.  

 "Sus acciones marcando los hígados de aquellos pacientes, de modo totalmente innecesario, fueron actos deliberados y conscientes", denunció Elizabeth Reid, de la fiscalía. "Esos ataques estuvieron mal, no solamente desde un punto de vista ético sino también penal", añadió.


Fuente: El Intransigente (Argentina)