Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

viernes, 17 de septiembre de 2010

MUCHACHOS... ¡AMENSE CON CUIDADO!

En una cárcel de los Estados Unidos, se instalaron 16 máquinas expendedoras de preservativos, como parte de un programa de salud. Ahora los presos podrán mantener relaciones sexuales de forma segura.

Las expendedoras son el último desarrollo del programa de seguridad sexual que comenzó en 1989 cuando los trabajadores de la salud empezaron a distribuir condones a los presos antes de que éstos salieran en libertad.

Y aunque el sexo entre presidiarios es técnicamente —y sólo así— ilegal, el Departamento del Sheriff no lo dudó e instaló las máquinas de todas formas, una por pabellón, pagadas por un par de pequeños subsidios de parte de organizaciones sin fines de lucro, según informó Diario Veloz.

"Puede resultar controvertido", dice el Sheriff Michael Hennessey, "pero creo que el mensaje de una mayor educación en la salud es importante". Algunos dijeron directamente que San Francisco promueve la "violación" en las cárceles.

Y algunos más ingenuos se preguntan si la instalación de estos expendedores no promoverá el sexo en la cárcel. "El sexo ya se practicaba", dice con total acierto Kate M. Klein, que dirige el Departamento de Salud Pública. "Si proveer condones salva una o dos vidas, ya vale la pena", agrega.

Fuente: Crónica (Argentina)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form