miércoles, 25 de febrero de 2009

Un soldado británico borracho causa la alarma al pasear con dos tanques

El militar, de 18 años abandonó el acuartelamiento con un carro de combate, pese a las señales para que se detuviera en la entrada principal hasta acabar en la cuneta a 500 metros de la entrada. Seguidamente y sin que los soldados de guardia pudieran evitarlo, el joven arrancó otro carro de combate y salió de nuevo de la base.

Tras recorrer varios centenares de metros estuvo a punto de colisionar con un automóvil y casi embistió a los ocupantes de una patrulla militar que salió en su persecución para detenerle. Tras perder de nuevo el control del tanque acabó colisionando con un árbol, momento en que pudo ser detenido. EFE

Fuente: Diario de Navarra (España)

No hay comentarios:

Publicar un comentario