Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

lunes, 1 de diciembre de 2008

inspector de tránsito se escapa de la policía a gran velocidad y choca en una autopista

Un inspector de tránsito de la ciudad salteña de General Güemes que había dejado el auto mal estacionado protagonizó un insólita situación al tratar de escapar de la policía a gran velocidad, y tras embestir al móvil que lo perseguía terminó chocando contra un cartel en una autopista.

Durante su loca carrera anduvo a 150 kilómetros por hora, arrancó una barrera del peaje, chocó a una moto, circuló en contramano y cruzó calles con semáforos en rojo. El protagonista de este extraño episodio fue un inspector de tránsito identificado por la Policía como Daniel Alfredo Ortega, de 46 años, según informa en su edición de hoy el diario El Tribuno.

De acuerdo al matutino, el hecho se inició en la zona céntrica de Salta y finalizó en el kilómetro 1585 de la ruta nacional 9/34, cuando su viejo VW Gol 1994 chocó por detrás a la camioneta 5 de la Dirección General de Tránsito capitalina, que le había dado alcance y se había colocado por delante con el propósito de que detuviera su marcha.

Poco antes, Ortega había atravesado violentamente una estación de peaje rompiendo la barrera, ya que no detuvo su marcha.Alrededor de las 17.45, un agente le había reclamado la documentación personal y de su vehículo, que se hallaba detenido en Florida al 300, una cuadra no permitida para estacionar.

Como no poseía tarjeta verde se le informó que su VW debía quedar retenido en el canchón municipal de calle Catamarca, a lo que Ortega accedió, no sin antes exhibir una fotocopia del título del automotor y su licencia de conducir. Sin embargo, una vez en la puerta del depósito, decidió escapar.

Arremetió sobre la motocicleta del agente Rubén Luna y llegó hasta avenida Independencia. Luego alcanzó la avenida Irigoyen y se desplazó en contramano hasta Acevedo, cruzó un semáforo en rojo y enfiló hacia la autopista.Otro móvil del 911, dos camionetas y tres motocicletas de la Municipalidad y una patrulla del destacamento policial Autódromo, se sumaron a la persecución, que concluyó dos kilómetros al este de la plaza de peaje, tras la sucesión de trompos, sin que se registraran lesionados.

Cuando esto ocurrió un niño de 14 años, hijo del hombre en fuga, se bajó del auto, presa de una crisis de nervios. Al término de la persecución, Ortega explicó que actuó así por "calentura", ya que los agentes de Tránsito de Salta se negaban a hacerle una "gauchada"."Es cierto que no tengo la tarjeta verde del vehículo pero les mostré una fotocopia de autenticada del título del automotor y mi carné de conducir expedido en General Güemes", añadió el inspector, quien temía que le secuestraran el auto.

El agente inspector de tránsito salteño, Juan Carlos Comparada, chofer del móvil 5, relató como terminó la espectacular persecución de Ortega."Alcanzamos una velocidad de 185 kilómetros por hora y nos colocamos delante de él.

Mi compañero le hacía señas para que se detuviera, pero éste, haciendo caso omiso a las indicaciones, dio un volantazo y nos tocó la 'cola' con toda la intención de desestabilizarnos, lo que logró porque dimos dos trompos, aunque afortunadamente logré controlar la camioneta".En tanto, Ortega arrancó de cuajo una señalización y no pudo huir porque llegaron las demás unidades policiales.

Fuente: Minuto Uno (Argentina)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form