Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

lunes, 11 de noviembre de 2013

Simularon lesiones para no jugar

Los del Nocerina habían sido amenazados por los barras de su club para no jugar el clásico con Salernitana. El DT hizo los 3 cambios a los 50 segundos y antes de los 21 minutos otros 5 jugadores fingieron molestias. Como no se puede jugar con menos de 7, el partido no siguió.


Un partido del ascenso de Italia se suspendió por falta de jugadores en uno de los dos equipos, luego de una estrategia pensada en los vestuarios para escapar a las amenazas de los barra bravas. La Federación todavía no se expidió sobre qué ocurrirá con el partido trunco y las autoridades policiales toman recaudos para las próxímas presentaciones.
Salernitana-Nocerina es un clásico del sur italiano y sus hinchadas mantienen un antigua rivalidad. Para evitar posibles incidentes, los organismos de seguridad decidieron que el partido se disputara sin hinchas visitantes. La respuesta de los ultras del Nocerina fue apretar a sus propios jugadores bajo amenazas de muerte: "Sin nosotros el partido no se juega", les dijeron unos 100 barras al plantel en la concentración del hotel de San Severino. Sin embargo, los futbolistas subieron al bus y fueron al estadio Arechi donde le dijeron al árbitro que no querían jugar. Entonces apareció el alcalde de Salerno, Antonio De Iesu, y les dio las garantías necesarias. Los del Nocerina tenían que salir a jugar. Y así lo hicieron, 40 minutos más tarde, pero tenían un plan.
El técnico Gaetani Auteri hizo los tres cambios reglamentarios a los 50 segundos de juego. Sacó a Evacua, Figarotta y Polichetta y puso a Cremaschi, Malcore, Jara Martinez. Luego, antes de los 21 minutos, 5 futbolistas simularon lesiones y salieron de la cancha: a los 3 minutos Remedi, a los 7 Palma; a los 13 Danti; a los 15 Kostadinovic y a los 21 Lepore.Como ya no había sustituciones posibles y no se puede jugar con menos de 7 jugadores, el árbitro dio por terminado el partido. Los ultras del Nocerina celebraron la suspensión del partido en su pueblo, gritando "Abbiamo vinto noi", ("Ganamos nosotros"). Ahora se abrió el debate en Italia. Hay quienes piden sanciones ejemplares para el Nocerina y quienes reclaman por la ausencia del Estado que no pudo controlar a los ultras ni su influencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form