Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

martes, 19 de febrero de 2008

NO PUEDE JUGAR EN INGLATERRA POR SER DE IRAK

Hay 400.000 visas pedidas por iraquíes y el gobierno británico apenas otorgó un 1% de ellas. A los 91 traductores que colaboraron con el ejército invasor, y que en ocasiones salvaron la vida de sus soldados, a cambio de que los sacaran de Irak, los traicionaron y también les negaron el sello. En ese contexto, Nashat Akram, el mejor futbolista iraquí, no logró ser la excepción. Akram, de 24 años y campeón con su país de la Copa Asia en 2007, firmó un contrato con el Manchester City, pero el Home Office, el departamento británico encargado de expedir visas a los inmigrantes, le negó el permiso de trabajo. "Es una decisión política", le dijo su representante, el agente FIFA Najim Mohammed, a Clarín.com

¿La razón? Irak ocupa el puesto 69 del ranking de la FIFA y el Home Office sólo autoriza la participación en la Premier League de futbolistas cuyas selecciones estén debajo del puesto 67.

Además argumentaron que, en los últimos años, Irak no se enfrentó a ninguno de los primeros 20 del listado. "Estamos donde estamos porque los americanos y los británicos destruyeron el país y no podemos jugar partidos en casa", sostiene Mohammed y deja expuesta la paradoja: el gobierno que frena el progreso del futbolista es el mismo que creó las condiciones para no alcanzar los requisitos. Ahmed Abbas, secretario general de la Federación Iraquí de Fútbol, acusó a las autoridades británicas de emplear un estándar diferente en otras situaciones. "En la Premier hay muchos jugadores de países africanos cuyas selecciones no están bien ranqueadas", dijo. La postura inglesa es funcional a la intención de evitar sentar un precedente con este caso.

Nashat, que participó del Mundial Sub 20 de la Argentina en 2001, atiende el teléfono en su casa de Abu Dhabi, donde reside junto a su familia. Los Akran son parte de las más de cuatro millones de personas, el 15% de la población, que, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), huyeron de sus casas desde la invasión de los Estados Unidos y Gran Bretaña, en 2003. "Estoy muy triste, y el pueblo iraquí también, porque había gente que esperaba que fuera el primer futbolista de mi país en jugar en Inglaterra. Era mi sueño. Tienen a los mejores jugadores y quería estar ahí", asegura.

Mohammed cuenta que el Manchester puso los mejores abogados para aplicar a la visa y que la presentación hasta contó con el aval del DT del plantel, el sueco Sven Goran Eriksson, quien definió a Nashat como un "excelente jugador". "Estábamos en el aeropuerto rumbo a Inglaterra cuando llamé al club y me dijeron que la visa había sido rechazada. Un hombre de la Asociación Inglesa me dijo que hacíamos esto por marketing. Le pregunté si David Beckham había ido a EE.UU. a buscar una vacuna contra el cáncer o contra el Sida. Nadie lo podía creer", junta bronca el agente.

En Baghdad, el tema se trató al máximo nivel gubernamental y el presidente iraquí envió una carta formal al embajador británico, mientras que en Londres también cuestionaron la decisión del Home Office. "Voy a pedir al ministro del Interior que se revise el rechazo. Estamos ante una persona que quiere venir y trabajar legalmente, alguien que es un modelo en su país y cuyo ejemplo puede contribuir a aplacar la división en Irak", declaró el diputado laborista Keith Vaz. En esa sintonía, Mohammed agregó que "muchos iraquíes llegaron de manera ilegal a Inglaterra y pidieron asilo... Akran puede ingresar de manera legal y no lo dejan". Pese a todo, cree que, para junio, su jugador será de los sky blues. El representante confirma que recibió una invitación para que Nashat brinde una conferencia en el Parlamento inglés.

Nashat perdió familiares y amigos en su tierra. Y casi muere él también, el día que el bar en el que se encontraba explotó cinco minutos después de que se fuera. Sin embargo, no carga contra nadie y comparte su mayor anhelo: "Que en el futuro Irak vuelva a ser como antes". Consciente del amor que le profesan sus compatriotas confiesa que "ahora esperamos clasificar al Mundial. Sería lo máximo". Y comenta su admiración por Tevez y Messi, piensa en voz alta y pide: "Ojalá, algún día, juegue contra Argentina y que vengan a mi país".

Fuente: Clarín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form