Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

viernes, 7 de marzo de 2008

Tiene sólo ocho años y aprobó el examen de ingreso para una Facultad de Derecho

La universidad lo matriculó y cobró la cuota. Luego dijo que fue un error aceptarlo.

Con apenas 8 años de edad, un chiquito brasileño, hijo de una arquitecta y un empresario, aprobó y llegó a ser matriculado para la carrera de derecho de la Universidad Paulista de Goiania (localizada a apenas 200 kilómetros de Brasilia).

Alumno de 5ø grado del primario, obtuvo los puntos necesarios para pasar el examen de ingreso de la institución. Pero como él mismo admitió, hubo partes de esa prueba que acertó de casualidad. "En química todas fueron por pálpito", reveló el chico. Es que esa materia no forma parte del currículo de la enseñanza elemental.

En cambio, sabía varias de física y matemáticas. Y lo que mejor le salió fue la redacción: "Se trataba de escribir sobre una nota publicada por una revista que me había impactado". Para los padres de Jo»ao Victor Portelinha, como se llama el pequeño, el éxito del hijo los llenó de orgullo. Pero el caso generó una fuerte discusión. Primero, porque la universidad en cuestión, que es privada, no sólo le permitió rendir sino que además lo autorizó a iniciar la carrera.

No se saben de casos parecidos, menos en un país como Brasil donde los índices de calidad de enseñanza en las instituciones privadas están muy distantes (obviamente hacia abajo) del altísimo nivel de algunas estatales, como la Universidad de San Pablo (USP), considerada hoy la segunda en nivel de excelencia en América latina, apenas detrás de la Autónoma de México.

El caso despertó una verdadera polémica en Brasil. Y preocupó enormemente al Ministerio de Educación, ya que evidencia una falla en los controles. No habría dudas en cuanto al nivel del chiquito, acostumbrado a leer hasta artículos de política internacional. Pero de todos modos, le falta una buena porción de conocimientos que, en teoría, deberían adquirirse en la enseñanza secundaria.

Precisamente por eso, el ministro de Eduación, Fernando Haddad, determinó ayer que se abra una investigación sobre el curso de ingreso de la Unip. Para el ministro de Educación Haddad, urge evaluar cómo son los exámenes de ingreso en esa institución universitaria. "Leí la noticia con mucha preocupación. Vamos a pedir el material para verificar si los criterios son compatibles con la excelencia de la enseñanza", aseguró el funcionario.

Haddad quiere aumentar la presión. "Todas las carreras de derecho están bajo supervisión. Ya cerramos 6.000 lugares y seguramente, dejaremos afuera otras 10.000".

La Unip cobró la matrícula a los padres, de 516 reales (aproximadamente unos 300 dólares). Para la Organización de Abogados de Brasil, eso representa "una mercantilización de la enseñanza jurídica". El presidente de ese colegio profesional, con mucho prestigio en Brasil, sostuvo que debe ser investigado seriamente el hecho. Es un "hecho extravagante" y muestra que "las facultades particulares se transformaron en verdaderas máquinas cazamonedas".

Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form