Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

miércoles, 8 de mayo de 2013

Un preso dejó embarazadas a cuatro empleadas de seguridad de una cárcel

Fans de The Wire, esta noticia os arrancará una sonrisa de medio lado por tener como escenario la sórdida y apasionante ciudad de Baltimore. Más concretamente su prisión, donde un recluso se ha estado poniendo las botas a costa de algunas empleadas de seguridad del centro.

El sujeto en cuestión es Tavon White, líder de la Black Guerrilla Family, una banda callejera a cuyos miembros persigue la Justicia por tráfico de drogas, robo y homicidio. El señor White está en prisión preventiva desde 2009, a la espera de ser juzgado por intento de asesinato, y mientras se le condena (o no) parece que sus días en la cárcel no están siendo tan malos como podemos imaginar. Durante este tiempo, ha dejado embarazadas a cuatro vigilantes de seguridad del centro penitenciario, que le han dado cinco vástagos. ¡Por ahí se empieza la reinserción, por fomentar el contacto entre reclusos y guardias!

La noticia ha salido a la luz recientemente y, además de dejarnos boquiabiertos imaginando las hábiles dotes de seducción de Tavon, ha destapado un caso de corrupción penitenciaria que tiene preocupada a la policía federal. Pero a nosotros no nos interesa este conflicto, sino la especie de síndrome de Estocolmo, pero a la inversa, del que son víctima las vigilantes de la cárcel de Baltimore. De hecho, los encantos del recluso White -que no tiene el aspecto de un adonis, precisamente- deben ser enormes (no me hagan bromas… XD), porque dos de las mujeres a las que dejó embarazadas hasta se tatuaron su nombre.

Este escándalo ha abierto un debate acerca de la idoneidad de que haya mujeres responsables de la seguridad en cárceles masculinas. Lisa Gladden, senadora por el estado de Maryland, se ha posicionado en contra, con un argumento aplastante. “Hay muchos casos en los que las mujeres guardias se quedan encantadas con los criminales. Ellos les dicen cumplidos y las mujeres se enamoran. Hace falta tener a hombres brutales y feos”.

Desde ya, los presos tienen un nuevo héroe al que admirar: el señor Tavon White, al que he decidido bautizar como ‘Inseminatorman’. ¡Avon Barksdale es un pringado a su lado!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form