Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

miércoles, 15 de abril de 2009

Detenido por viajar con sus hijos en el maletero

La Guardia Civil ha detenido a un hombre que circulaba por la M-404 a la altura de Ciempozuelos sin cinturón de seguridad, al igual que su mujer, que iba de copiloto, y que llevaba a dos de sus hijos, de 7 y 11 años, en el maletero, donde habían viajado 35 kilómetros.

Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil, la detención se practicó ayer durante uno de los dispositivos de seguridad puestos en marcha por este Cuerpo en coordinación con la Delegación del Gobierno.

Una patrulla vio que el conductor de un coche que circulaba por la M-404 a su paso por el término municipal de Ciempozuelos reaccionó de manera extraña al ver a los agentes, por lo que procedió a la identificación y registro del vehículo.

En su interior viajaban cinco personas, miembros de la misma familia, y ni el conductor ni su esposa, que ocupaba el asiento del copiloto, llevaban puesto el cinturón de seguridad.

Además, la mujer llevaba en brazos a un perro, por lo que también se interpuso una denuncia debido al peligro que acarrearía en caso de accidente.

Ante el nerviosismo que mostraba el conductor, los agentes le obligaron a abrir el maletero, donde descubrieron a dos niños de 7 y 11 años, hijos del matrimonio, que estaban realizando el viaje en ese habitáculo en compañía de diversos enseres y de varias botellas de bebidas alcohólicas.

Los agentes tuvieron que reducir al hombre, quien se mostró muy alterado cuando le comunicaron su detención por un delito contra la seguridad del tráfico.

Al parecer, la familia provenía de Madrid y los padres habían introducido a los niños en el maletero ante la falta de plazas en el vehículo, lo que supone que los menores habían circulado encerrados durante más de 35 kilómetros.

El arrestado es J.O.G.J., ecuatoriano de 32 años con antecedentes por falsificación.

La Comandancia ha recordado que la reforma del Código Penal que entró en vigor el día 1 de mayo de 2008 establece que la persona que conduzca un vehículo "con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años".

Fuente: El Mundo (España)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form