Encontrá lo que estás buscando

Búsqueda personalizada

viernes, 14 de marzo de 2014

Un ladrón detenido "in fraganti" le reclama una indemnización al dueño del negocio en el que robó

El hombre fue reducido por la policía cuando asaltaba el local; tras ser liberado, fue a pedirle a su víctima un resarcimiento por los perjuicios que le ocasionó su detención


Un caso policial pone a prueba la capacidad de asombro de los santafecinos. El ladrón, detenido "in fraganti" por la policía, volvió al día siguiente al negocio que había asaltado y se presentó ante el dueño "reclamándole" una "indemnización" de 500 pesos por los perjuicios que le ocasionó la denuncia que motivó su detención.
"Fue una conversación de locos", reconoció asombrado Leandro Enrique Vurcharchuc, propietario del local de fotografía Fotolab, de avenida Blas Parera al 7200, horrorizado por lo que volvió a vivir enfrentándose a quien el martes pasado le robó pertenencias y dinero de la caja del negocio, bajo amenaza de arma de fuego.
"Este sujeto fue reducido por la policía con el arma en la mano y mis pertenencias en su poder. Yo le pido explicaciones públicas a la fiscal (que actuó en el caso, Milagros) Parodi".
Uno parece imaginarse la delirante escena que vivió ayer el comerciante.
"Cerca de las 19, un tipo se me acercó al mostrador y me preguntó si me acordaba de él. Lo miré bien y me di cuenta que era el delincuente que me había asaltado 24 horas antes y había sido detenido por la policía. El tipo me dijo que yo le tenía que dar 500 pesos porque los policías le habían pegado. No estaba armado", describió. Y prosiguió: "Luego, bajo sus pretensiones hasta pedirme una suma irrisoria. En el local había un amigo que lo quería matar a trompadas y yo le pedía que no le haga nada. Le dije que se vaya porque ya la había sacado barata. Esto es un delirio. En cualquier momento me termino haciendo amigo del ladrón", añadió.
Vurcharchuc volvió a reclamar la atención de la fiscal Parodi.
"Explíqueme señora por qué lo liberó. El sistema penal está funcionando así?", le preguntó.
Horas después, la fiscal Parodi aclaró públicamente que "la persona" en cuestión permaneció "detenida por tentativa de robo a un comercio con un arma que fue secuestrada". Pero esa detención duró menos de un día, ya que a sólo 36 horas de protagonizar el hecho, el delincuente volvió al lugar del suceso. La fiscal relató que "le pedí información al personal de la comisaría y me dicen que era un arma no apta" la que se había usado en el ilícito, porque estaba rota y no tenía cartucho.
Ese punto, sumado a que el mencionado no registraba antecedentes y a que se trató de una tentativa de robo (siempre según la palabra de la fiscal) hizo que no se reúnan suficientes "elementos para llevarlo a prisión preventiva", por lo que recuperó la libertad. "Me abstengo a lo que me indica la ley y para detener a una persona hay que tener elementos", se justificó la fiscal, que desde febrero, cuando entró en vigencia el nuevo Código Penal de Santa Fe, es quien realiza la instrucción de la causa.

1 comentario:

Envianos una Nota Insólita o tu Top Five!

Nombre*
Titulo*
Texto*
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]
Powered byEMF PHP Form